viernes, 12 de noviembre de 2010

Agua


En forma de nubes, en las cuales jugábamos a  encontrar  formas en el cielo y cazarlas con nuestras  pupilas para siempre tirados en el pasto.

En gotas de rocío, casi acariciando las flores  silvestres que me regalabas por la mañana.

En el manantial de los Dioses, allí donde después de una larga  caminata  llegábamos cansados a refrescarnos.

En las cascadas, donde me enseñaste a sentir, mientras el agua nos recorría sobre nuestra piel.

En el  mar,  cuando lo navegábamos,  lo surfeábamos, nos sumergíamos, nos amábamos en sus orillas.

En la lluvia, que nos sorprendió por las calles de tu ciudad, mojando nuestras ropas, y nuestras almas.

En forma de nieve, que usamos para jugar , para maravillarnos en nuestras miradas.

En forma de río, donde  me besabas con pasión, al ritmo de su movimiento.

En el pequeño arroyo, de aguas cristalinas, que pasaba por el fondo de la casa y donde nos sentábamos a refrescar nuestros pies cansados.

En la fuerza de las cataratas,  donde me abrazaste con su fuerza el espíritu.

En la frescura de tus besos,  que me estremecieron para siempre el corazón.


El agua, si el agua eres tu hoy, mañana, siempre.



&


2 comentarios: