sábado, 27 de noviembre de 2010

Fruto rojo

Te fundes en mi boca,

Como un fruto rojo,

Que explota en deseo al morderlo, 

Y ahí te quedas en mí  boca,

Dejando esa  dulce humedad ácida,

Que me embriaga la sangre,

Y solo me convierte en ganas,

Ganas de vos.



&


No hay comentarios:

Publicar un comentario