jueves, 20 de enero de 2011

Piano


El camino de la infamia me llevó a  una reunión en el Hotel Aries
La reunión fue pura Burocracia, en lugar de venir el jefe, mandaron al
Discípulo que era un pelotudo a pedales.

Lo único importante de ese viaje, un tipo tocando el piano y  que en la previa Jugamos al ajedrez hasta quedar  en Tablas.

El tipo que conocí terminó diciendo que era mi  Amigo , y claro si  se bajó el Lola Mora  de un tranco.

Fue la noche más dura,  ya que vomitó toda la 
persiana americana del hotel, sin contar  mí pelo, mi ropa, y mis zapatos.

Estaba para ponerle una twittcam y que pase a la inmortalidad en la vida 2.0. bailando y diciendo mi mamá me droga.

Al otro día tenía una tremenda resaca y aunque el tipejo me importa un pito, yo si tengo un corazón,  así que hice mi Intervención, en lugar de tirarle un huevazo  como tenía ganas, lo llevé a un lugar retirado   para que encuentre la calma.

El juego  fue muy gracioso yo le decía – Me seguís, y él respondía con oído absoluto – Te sigo querida Mariana, pero se quedaba apoyado contra una pared tarareando una canción de Génesis.

Canción que yo  escuchaba en Pumper Nic, leyendo los capítulos de El Eternauta  como La previa a que trajeran mi hamburguesa.





&





6 comentarios:

  1. Tan solo podría resumirlo en un Control de Daños mas que en solidaridad a un desconocido.

    ResponderEliminar
  2. Al fin y al cabo La muerte siempre está a la vuelta de la esquina y este tipo borracho la podría encontrar seguro.

    ResponderEliminar
  3. Atando cabos un viernes a las 3 pm me di cuenta que era el esposo de Marta,si esta escrito en piedra que el mundo es un pañuelo.

    ResponderEliminar
  4. Al final de la rutina, la Profesora de Piano se dió un recreo,abrió la puerta y se fue para siempre.

    ResponderEliminar
  5. Encontrar el humor en situaciones desagradables, realza mi atención al relato.
    Me resultó muy divertido leerlo.
    Aún más, cuando recordé en mi propia experiencia, la desesperación por darle de comer al hipopótamo.
    (thelonious)

    ResponderEliminar
  6. Estimado Thelonious, te sorprendería saber que mi relato son los titulos de otro blog que leía, fue solo hilvanar palabras de cada uno de los post de dicho blog, que terminó finalmente en una novela.

    ResponderEliminar