jueves, 6 de junio de 2013

Confines

La mente se deshoja como pétalos de otoño

Se abren los ojos buscando los rojizos trazos 

Del amanecer.

Flotan como estrellas preguntas que susurran

Ellas mismas algún esbozo de  respuesta.


 Aquí estoy girando entre la estática nocturnal  y la métrica

De los versos.

Pensando hasta donde llegará este diminuto fragmento de luz propia

 A los confines impensados de que  universo

Una vez que no exista mas.



&

 


 

5 comentarios:

  1. Hay Confines... y Con Fines, los últimos son demasiado terrenales, tan diminutos en la infinidad de tu poema...

    ResponderEliminar
  2. Sigo viendo complacido "ese diminuto de fragmento de luz propia"

    ResponderEliminar
  3. "La mente se deshoja..." La mirada florece.
    Sigo acá

    ResponderEliminar