martes, 10 de junio de 2014

Olmos en Stock


La mirada fuera de foco frente a la propuesta del último mensaje leído en su pantalla. Un sorbo vacío de sorpresa que la dejaría flotando por los impensados caminos de los supuestos. No sabía nada de Estocolmo, o tal vez sí,  y un frío recorrería su espalda .  Toda propuesta  enlaza una decisión. Retirarse un poco apoyar la cabeza sobre la palma de la mano y quedar estático en una postal dinámica. Mágicos momentos en que logra detener el tiempo y empieza a  viajar en él al futuro diciendo “Estocolmo dame un motivo”....


&

No hay comentarios:

Publicar un comentario