martes, 30 de noviembre de 2010

Tal vez hoy

Tal vez hoy me gustaría convertirme en impermeable,

y detener esas  gotas de  palabras que hacen que tu vaso rebalse, 

Tal vez hoy me gustaría convertirme en un paraguas,

que te proteja de la lluvia de opiniones varias, 

de esas que no tienen lógica, simplemente son miserables, 

Tal vez hoy me gustaría convertirme en lluvia,

Lluvia que moja las palabras no deseables,

y las deja así como deben ser , indescifrables, 

Tal vez hoy me gustaría convertirme en poema,

que te haga olvidar del tema,

y te saque la bronca y la pena

Tal vez hoy convertirme en un humilde  rayo de sol

Para que ilumine tu corazón.






&

lunes, 29 de noviembre de 2010

Veleros

 Y mi corazón late más fuerte,

Cuando  desplegas las velas como  alas,

Y aunque no tomamos  vuelo , 

Estamos extasiados mirando la belleza del  agua,

Mientras el sol broncea nuestras caras,

Y Dios nos toca nuestras almas.




&

sábado, 27 de noviembre de 2010

Fruto rojo

Te fundes en mi boca,

Como un fruto rojo,

Que explota en deseo al morderlo, 

Y ahí te quedas en mí  boca,

Dejando esa  dulce humedad ácida,

Que me embriaga la sangre,

Y solo me convierte en ganas,

Ganas de vos.



&


Dos bocinazos

Dos bocinazos,  me estas esperando en la puerta de casa, salgo rápido sé que no te gusta esperar.

Me gusta tu sonrisa cuando me subo a tu auto, cuando me das ese beso con ganas, y esa mirada de cariño inigualable.

-A donde vamos nenita?

-A dar vueltas, pasear

El detalle de tu mano sobre mi pierna, acariciándola, siempre la buscas  apenas me siento a tu lado, y más si voy  de mini.

De repente el hermoso sol que había, y el cielo celeste, se cubrió y oscureció todo…típica tormenta de verano.

En la ruta empezó a llover, al principio no nos preocupábamos,    pero ya no podías ver nada, el limpiaparabrisas no alcanzaba a sacar toda el agua, y  sinceramente, parecía que el cielo se caía sobre nosotros, decidiste estacionar debajo de un puente.

-Ahora queda esperar a que pare un poco “Peque”.

Y ya entre truenos y relámpagos, bajaste el asiento, y me llevaste al tuyo.

Abrazados, podía escuchar tu corazón, dándonos unos besos increíblemente apasionados, mis hormonas adolescentes alteradas, entre tus caricias, y besos….me encendiste, te encendiste, nos encendimos.

No se cómo,  nuestros cuerpos se unieron, porque no me di cuenta cuando corriste mi ropa interior, o bajaste tu pantalón, estábamos allí unidos con los  vidrios empañados.

y  nos perdimos en  gotas de amor cristalizado

Me hiciste tuya, una vez más  amándome bajo la lluvia .




&

jueves, 25 de noviembre de 2010

Triste

Quisiera saber que te pasa,


que te tiene tan distanciado,


estoy siendo paciente,


pero es inevitable ponerme triste


te extraño, pero se supone que ya volviste.



&

martes, 23 de noviembre de 2010

De tu abrazo

Me siento frágil

Tan frágil como un pétalo de una flor

Mis ojos llueven pero más aun mi alma

Siento que estoy vulnerable a todo  

Y que mi corazón queda expuesto

Estoy callada y  me alejo

Pero es  cuando más necesito estar a tu lado

Necesito de tus abrazos aunque no te los pida.



&

lunes, 22 de noviembre de 2010

Manantial de los Dioses

Dame la mano,

vamos a sumergirnos

en el manantial de los Dioses,

Cierra los ojos, yo te guío,

Libera tu cuerpo, yo estoy aquí,

¿ Ves como flota tu cuerpo en el agua transparente?

Tu cuerpo se despoja de todas la cargas, 

Se siente liviano.

Escucha la música del agua,

música que penetra en tu corazón para sanarte.

Mi mano sostiene tu cabeza por debajo,

Y otra te roza la frente impregnando luz,

Luz que penetra en tu cuerpo,

¿ La sientes?

Se siente cálido, y veloz, recorriendo absolutamente todo tu cuerpo

Siento como ella  sale la luz por todos tus poros ,

Ahora, eres un ser de luz…

Luz que te aleja de laberintos,

Laberintos que se  transforman en círculos de la vida,

En manantiales sagrados...

Ella está aquí también, tu protectora,

te sostiene de una mano  y yo de la otra,

los tres sumergidos en el manantial, 

Ahora formamos un Triskel,

Que se transforma en un círculo de energía.

No estas solo,

Tus heridas se curan,

De un soplo, te despertamos,

En tu mirada la paz infinita,

La energía  necesaria para superar  las próximas batallas, 

Estamos aquí, a tu lado  para cuidarte y protegerte

Siempre. ..

Esa es nuestra misión, no lo olvides.



&

SCANIA

Un paquete de fideos, uno de arroz, 1 limón y una botella de agua en la heladera, nada más,  y   aunque  no tenía un mango,  quería irme a mi casa, así que me convenciste.

-Vámonos a dedo

-  Te parece? le digo,  mira que son muchos kilómetros

-Sí, yo la semana pasada me fui con Juan, llegamos de una

-Pero no es peligroso?

-Vas conmigo, no te preocupes

Mi compañero de viaje, no era mi amigo, tan solo  un coterráneo, nos unía un único objetivo,  ir a nuestras tierras.

Pasaste por casa a las 6:00, nos tomamos un par de mates,  agarré la mochila, con lo indispensable , 1 muda de ropa , una botellita de agua, 2 manzanas, 1 paquete de galletitas de agua, si de las más feas, y unos caramelos.

Fuimos hasta la ruta, a los cinco minutos nos levantó un auto, el tipo era un viajante, poco duró el viaje con él, pero nos pasó el dato de donde ubicarnos para hacer dedo.

-Suerte muchachos

Llegamos al peaje, nos paramos a unos metros, donde todavía los vehículos no toman velocidad y te pueden parar, ya que hay lugar en la banquina, tal y como nos recomendó el hombre.

Pasaron camiones de todos los colores, y nada, el dedito ya parecía acalambrase,  y ahí lo vimos un SCANIA ,  color rojo, nuevito.

 -Casi como emocionados, te imaginas viajar ahí?

-Si, claro que me imagino

Y me puse al borde de la  ruta, con toda la convicción de que nos llevaría.

Y así fue, unos metros más adelante paró

Se abre la puerta del acompañante

-Vamos, rápido me dice mi compañero

Una  alegría, aunque aun no sabíamos ni a donde iba, y si nos llevaría finalmente, carrera de 100 metros, nos colgamos del camión. 

Definimos hasta donde nos dejaría,  el caminero me hizo subir a mi primero, yo quedé en el medio, sobre una caja,  ya que solo tenía dos asientos, y atrás una cabina como para dormir.

Y se ve lindo desde arriba, le empezamos a preguntar todo sobre el vehículo, la carga que llevaba a donde iba, venía de Brasil y pasaba a Chile, así que nos dejaría en un punto intermedio de nuestro destino.

Las  3 horas que vivimos en el SCANIA, la pasamos genial, con una música brasilera, tomando mate con una yerba fosforescente, y que era como un polvo fino, horrible, el agua fría, pero que importaba, si estábamos tan contentos de ir en el SCANIA que le perdonamos todo.

Nos dio pena bajarnos, estábamos tan cómodos, le agradecimos por el viaje, y el tipo agregó

-  los voy a dejar en un punto donde se juntan muchos camioneros a comer, así tienen facilidad de  subir a otro.

Finalmente terminamos sentados en un cordón de la ruta, no había ni un alma cuando nos dejó, nos bajamos las galletas, las manzanas, unos caramelos, la botella de agua, todo.

No había ningún refugio, y comenzó a llover, uf, cada vez más fuerte, los autos que pasaban nada, ya hechos sopa,  paró una camioneta, viajaba un hombre mayor , solo, y aunque tenía lugar adelante, al ver nuestro estado  nos mandó a  la parte de atrás que tenía una cúpula, con algunos fardos, y bolsas de alimento balanceado para animales,  tampoco llegaríamos a destino, pero avanzaríamos un poco más, y nos refugiaríamos del agua, la camioneta era muy vieja, la velocidad máxima de crucero era 60 km/h.

Yo estaba tiritando de frio, toda mojada la ropa, recuerdo que me rechinaban los dientes, no podía dejar de hacerlo, finalmente mi compañero me abrazo para darme  calor, pero al tocarme me dice nena estas helada, necesitas sacarte ya esta ropa, te vas a enfermar  y yo igual.

No me convencía el tema, pero cada vez tiritaba más fuerte, así que dejé el pudor y la vergüenza de lado porque tenia razón.

Además,  me dijiste, mira yo cierro los ojos y doy vuelta la cara, así vos te cambias tranquila, después me avisas.  

yo me cambié totalmente, súper incómodo, además la ropa mojada pesa, primero me saqué el jean, me puse unas calzas, y arriba la remera totalmente mojada la reemplacé con otra, una vez puesta desabroché el corpiño, y lo saqué por una de las mangas, listo.

Ahora me toca a mí,   cerrá los ojos, confieso que lo espié un poquito, y vi cuando se sacó el calzoncillo mojado,  pero eso él jamás lo va a saber.

Una vez cambiados, no paramos de reírnos, ahí atrás, de esa chata a 60 con el cielo lloviendo a baldes, pero lo que más comentábamos era lo increíble del camión.

Llegamos a hasta una garita donde se espera el colectivo, definiendo por  “garita “ a un recinto muy pequeño hecho de material con una chapa de zinc, que se llueve entera, y además con un aroma a  orina fuerte , ya que es utilizada de baño por algunos transeúntes.

Por suerte, dejó de llover, y  pudimos estar al borde del camino, al salir el sol, y con tanta humedad,  nos sentíamos todos pegoteados, con hambre, cansados, sin tema de conversación, ya los habíamos agotado todos.

Y aparece, otro SCANIA,  esta vez azul,  hacemos dedo, mirándonos con fe.

Para, carrera de 50 metros, sacando fuerzas de donde no teníamos

De adentro el chofer , joven , que   nos dice, llevo a la chica únicamente.

-No, no, le digo, entonces seguí, desilusionada y con ganas de mandarlo a la mierda.

Cuando veo que mi compañero se empieza a reír

-Que hacé papá?


-Vamos suban…

Mucho no entendí, caí en la cuenta que eran amigos, y son esas cosas, casuales y  no tanto, porque hacía como 5 años que no se veían.

-Y que hacen acá?,  y le contamos todas las peripecias del viaje.

Paramos a los pocos kilómetros en una estación de servicio, el chico nos invitó un café con leche con criollitos, uh, el gusto de mi provincia, la tonada, ya sentía el olor a casa, y ese café reparador, con el gusto al mejor café del mundo.

-Vamos, nos quedan 2 horitas de viaje.

Y así el SCANIA, llegó a la puerta de mi casa,  y mi compañero de asfalto me tiende la mano, tal y como bajan las princesas de los carruajes..



Señorita, llega usted   sana y salva y con  categoría SCANIA






Me gusta ver los SCANIAS en la ruta, porque  yo se como se ve desde arriba de  ellos...














&

sábado, 20 de noviembre de 2010

Crochet

“Se define crochet el arte de crear mediante el entrelazado repetido de una o varias fibras con una aguja con forma de garfio. Con el crochet podemos crear un tejido con multitud de formas y colores”

Necesitabas ponerte al día con el trabajo, cualquiera sabe que si se va de viaje el retorno es complicado, hasta que todo vuelve a acomodarse.

Por lógica,  los encuentros fueron menos que los que yo esperaba, sin embargo, siendo muy paciente,  te molesté lo menos posible.

Lo cierto es, que ya había planificado la siesta del sábado para un encuentro.
Sí,  me gusta prepararme mentalmente,  ir pensando algunas cosas  previamente, y tenías ganas de estar con vos.

Apenas llegaste, me dijiste:

-Esta tarde tengo el partido de los pumas, no quiero que nada ni nadie me moleste cuando lo vea.

 Que se puede agregar a esa frase,  nada.

 Te sentaste frente al televisor, 3 horas antes,  y te  pusiste a ver un partido del siglo pasado, te llevé una bebida, como para hacerte cambiar de idea, pero nada, al contrario casi  ni te diste cuenta de que yo estaba allí.

Y en ese momento quería ponerle una bomba atómica al cable,  juro que fui al cuartucho del fondo y miré la caja de herramientas con cariño.

Me puse a hacer algunas cosas para olvidarme,  me tiré en la reposera a tomar sol, pero el exceso de temperatura no hizo más que incrementar mis ganas.

Me puse a leer algo, como para distraerme, nada me atraía demasiado.

El mal humor en mí, instalado, tanto que no me aguantaba  ni yo.

Fui a la ducha, pero al estar enojada no pude ni siquiera  autosatisfacerme,

Terminé acostada desnuda, en la cama y me dormí, me dio un poco de frío y me tapé con la manta tejida de crochet.

La manta es muy antigua, heredada de alguna abuela habilidosa,  tiene un diseño especial, son flores, que dejan una estructura interesante, con agujeros, grandes, entre la conexión de las diferentes partes, tal es así, que si uno pone algunas sabanas de color debajo se forman flores de colores, pero a mi particularmente me gusta como queda con las sábanas blancas.

Entre dormida, te vi sentado,  al lado de la cama, desnudo al palo, tocándote.
¿Cuánto tiempo llevabas observándome? , viniste a buscar algo al cuarto y te sorprendió mi imagen  boca abajo, con  las piernas abiertas y una  flexionada,  mi cabeza apoyando en uno de los brazos y la  manta que  dejaba al descubierto partes de mi piel.

Losé,  porque encendiste una de las luces para mirarme con detalle.

Me sonreí, no me lo esperaba,  intenté abrir la manta, y no me dejaste, me hiciste dar vuelta, sellándolo con un beso en mis labios, pero inmediatamente  empezaste a lamerme, allí entre los agujeros de la tela, las partes de mi piel,  mis pezones, mi clítoris,  todo.

Así estuvimos un buen tiempo, te metiste debajo de la manta, y sacaste tu pene erecto por uno de los orificios, para que yo pudiera saborearlo con mis labios,

Así  el tejido, se interponía entre nosotros, pero dejando expuestas las partes que nos interesaban.
“Tremenda excitación logramos con ese juego”

Tiramos la manta al piso, y tu sexo buscó el mío, buscando diferentes posiciones, para darnos placer mutuo, con ritmos más acelerados, más lentos.

Sudor,
Agitación,
Gemidos,

Cuando ya no podíamos controlar el deseo, me acostaste,  pusiste mis piernas en tus hombros, y    arremetiste contra mí, hasta que culminamos nuestro ritual, vos en mi yo en vos.
Agotados, nos dormimos, abrazados.

-y? como salió el partido
- ¿qué es un  partido?

Vamos  nena nos esperan unos ricos mates…




&


viernes, 19 de noviembre de 2010

Un hombre y una mujer


Un hombre y una mujer
Buscándose,
Entre las nubes rosadas  que le pintan la cara a la luna,


Un hombre y una mujer
Desnudándose,
Entre sábanas que contienen  a dos cuerpos que se sienten,


Un hombre y una mujer
Besándose,
Entre palabras  que se manifiestan en el  lenguaje de los besos.

Un hombre y una mujer
 Acariciándose,  
Entre la textura delicada de  la piel y  de los  poros destilando ternura.


Un hombre y una mujer
Inventándose,
Entre  miradas que  llegan a mostrar el alma del otro completamente.


Un hombre y una mujer  
Encontrándose,
Entre mitades que se unen,  en un lugar sin espacio, tiempo ni lugar


Y  dejan de ser un hombre y una mujer.





&

Contrastes


Apenas subí al avión, una pareja con un bebé, quejándose de su situación, incomodidad, yo tan solo queriendo  cerrar los ojos y dormir, finalmente la familia fue transferida a primera, y yo libre, pero la tranquilidad me duró  poco tiempo,

Te sentaste prepotente,  y de entrada hablándome,  cuando yo no tenía ganas de hacerlo,


Fanfarrón,

Sacando las tarjetas antes de apoyar el culo en el asiento, diciéndome que  vos organizabas los desfiles de un peluquero famoso, los gatos de un conductor conocido de la televisión,

Te dejé hablar,  y te mandabas la parte,  con un  tono  tan fuerte que se escuchaba hasta en el fondo del avión.

- Lo que pasa nena, es que yo me codeo con famosos, yo soy famoso.

- ¿Famosos?  ¿Qué famosos? el premio nobel  de literatura, o el de física, de que famosos me hablás?


ya me mirabas raro,  pero no tanto como para entender mi  ironía.

 Pese a mis comentarios, seguiste con tu curriculum nefasto, hasta que me cansé, ya no te aguanté mas

-Todo muy lindo ,  pero si sos tan famoso como decís que carajos haces viajando en clase turista?


Teminadas mis palabras, un coro de risas se escuchó en el avión y algún que otro aplauso

Y si,  te clavé el puñal sin anestesia,  y no te quedó otra que irte...


Me di media vuelta, y me dormí, pero quedé de mala onda, lejos de sentirme orgullosa, quedé con un pésimo humor  porque   lograste  sacar lo peor de mí en tan poco tiempo.

Al caso me bajé del avión muy pensativa, haciendo el balance del viaje, mirando los cartoncitos que había juntado durante la estancia.

Pensando ………¿Estos papelitos te hacen mejor persona?

A la semana, prácticamente, sin desarmar la valija, tuve que emprender el viaje a la Puna , estaba todo programado para hacer el trabajo allá,

Llegamos ya de noche,   nos acomodamos en el albergue, y  terminamos de definir el trabajo, y a dormir,  al ser la única mujer me tocó una de las habitaciones para mi, el resto se amontonó en otro de los cuartos, nos esperaba una larga jornada al otro día.

Yo me sentía rara, no sé si era la altura, casi no pude pegar un ojo, con pensamientos extraños sobre mi vida, mi profesión, haciendo preguntas, no encontrando respuestas.



Y  los contrastes, todo tan de golpe, todo tan rápido,



Escuchar sufrir a xema la semana anterior porque le habían arrancado la estrella del Mercedes, ver llorar a algunos por no alcanzar la máxima calificación en la defensa de su trabajo, yo enojándome  por un comentario de una persona en un avión,  a  caer a cachetazos y que la realidad hable por sí sola, todo  frente a mis ojos, tratando de redefinir algunas palabras como


Pobreza,

Hambre,

Infelicidad,



Y ver tus ojos oscuros, Ignacio, tu cara curtida, tus manos que  hablaban más que cualquier libro de historia, escucharte decir que tu hijo de 2 años murió porque no tenías asistencia médica,  fue un estallido para mi corazón, para mis conceptos aprendidos, para todos los cartones que había juntado,  sentí que no sabía nada de la vida….sentí que viví en un frasco….sentí ganas de cambiar esa realidad.



Silencio,  


Me llevo un par de días comprender, que yo no estaba allí de casualidad, que yo tenía una misión, y que la información , que yo misma cuestionaba  podía ser usada para cambiar en parte esa realidad

y allí lo entendí , todo lo caminado, viajado, experimentado , tenía un objetivo, y  me sentí útil, tal vez por un momento, y sentí como nunca que el conocimiento me estaba martillando en el alma, para formar una mejor persona.



La hoja  se saca del fuego , a rojo vivo,  y se forja  contra el yunke a martillazos





&

miércoles, 17 de noviembre de 2010

Pedazo de cielo

y un día tu vida se completa totalmente,

y aunque no te parezca merecerlo,

 un pedazo de cielo se te entrega,

es un ángel en tus manos,

que debes cuidar,

proteger,

un ángel con rizos dorados,

que te enseña el significado de la palabra Amor,

que te enseña que existen los milagros,

y cada mañana en esa pequeña  mirada

puedes ver el reflejo de  Dios.





&

martes, 16 de noviembre de 2010

Esta noche soy tuyo





---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Recibidos : correo nuevo

Esta noche soy tuyo.
----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------





Como puede ser que esas cuatro palabras me afectaran, cerré la notebook,  temblorosa,   ya no podía pensar en otra cosa , la ansiedad invadió mi cuerpo y mi mente.


Caminar por la casa,


Preparar un té de hierbas,


Parece que la   agitación vino para instalarse,


Llené la bañera, buscando algo de calma,  los rayos del sol iluminaban el cuarto que estaba envuelto por  una música suave, con sonidos del mar.


El agua de la tina estaba en su temperatura justa, puse unas esencias para perfumar mi piel,  algunas sales y espumas.


Me sumergí en el agua,  y mi mente se llenó de imágenes y sonidos, que en lugar de relajarme me inquietaron aun más.

Recordé cuando estaba masturbándome en el bidet con las manos apoyadas contra la pared, y me sorprendiste allí, cuando te sentaste atrás mío y me  penetraste mientras el agua me rozaba el clítoris.


Recordé cuando en esa misma bañera, me cogiste en forma suave, casi tántrica y el recinto se llenó con nuestros sonidos.


No, no ,  no podía relajarme, estaba ansiosa, nerviosa….


Salí del agua,  cuando me sequé, me perdí en la textura de la toalla, suave, perfumada, rozando mi cuerpo, que estaba susceptible a  cada estímulo.


Perfumé mi cuerpo,


Caminé desnuda por la casa,


Más Ansiedad,


Intentando buscar un atuendo, finalmente decidí ponerme  el culote blanco de encaje que te gusta, y la bata,  para que poner otra cosa, si ya estaba lista para sentirte.


<timbre


El corazón parecía salirse de mi cuerpo, me dirigí lentamente  hacia la puerta


Que nervios,


Respiré hondo,


Y ahí estabas, sonriéndome, tan lindo, tan bello, mirándome…


Me miraste como haciendo un repaso de mi cuerpo, y me alzaste casi desesperado,


Te fuiste directo a la cocina, me acostaste sobre la mesa, y comenzaste a besarme…


No hablamos


Abriste mis piernas, casi formaban un ángulo de 180 grados y sin sacarme ni la bata, ni el culotte, corriste un poco la tela,


-          Estas mojada?  Como que estas mojada.??


Yo estaba  húmeda y caliente desde que leí tu correo…..


Comenzaste a  lamerme toda, y yo ya no podía contener mis gemidos, ya  casi acabo en tu boca…


Me diste vuelta, me apoye sobre mis manos y mis rodillas, te subiste a la mesa, y me penetraste desde atrás,  fuerte , con ganas…



Ya no sabía cómo sostenerme, te viniste ………. nos vinimos, como dos salvajes en esa mesa,


Aun agitado,  me decías……


-¿Como te explico?


-Si , si explicame lo que sentiste….quiero saber…


-No puedo, vení nena vamos a la cama, a dormir estoy muerto


- yo también.


y así me dormí entre tus brazos, contenida,  relajada


y me despertaste a las 7:30 hs de mañana ….pero esa, esa es otra historia.


&

lunes, 15 de noviembre de 2010

Bicicletas del Corazón

Mi primera bici fue de color amarilla, con rueditas hasta que aprendí a andar sola y mi papá las retiró como un gran acontecimiento.

Esos  primeros meses de aprendizaje, rodaba por una de las veredas de la calle donde vivía, y por esquivar una señora con dos bolsas, terminé sentada en la vidriera de una frutería, aun no sabemos cómo traspasé el vidrio sin hacerme un solo rasguño.

Me acompaño una gran parte de mi infancia, cuando salíamos en patotas a tirar bombitas de agua en los carnavales, o pedalear muchos kilómetros hasta llegar a un punto donde las tirábamos, y nos subíamos a las piedras para tirarnos de clavados en el río.

Con los años  se fue modificando con otras tal vez un poco mas grandes o más vistosas, de carrera, de paseo, de montaña, pero todas birodados al fin, aunque también algunos domingos nos alquilábamos unas que eran como 5 bicis juntas , todas ellas llevan impresos momentos de felicidad, aventura  y también  ternura.

Los momentos de aventura son incontables, equivaldría a escribir mi vida, porque una bici no es un medio de transporte, es tu vida, tu vida en dos ruedas.

Una  vez  íbamos tres en una bici, la bici mordió una imperfección en la carpeta asfáltica y nos hicimos “carpeta”, terminamos desparramadas, riéndonos, ensangrentadas , momento que llevo  grabado para siempre en  una cicatriz,  por los  5 puntos  que me hicieron en la pera.

Tal vez esas tardes, donde tirábamos la bici, literalmente y nos sentábamos en los bancos de la plaza a hablar de la vida horas y horas.

Y luego contigo, llevándome en el manubrio o parada en la parrilla, que paradójico ahora si no tenemos el cinturón o el airbag no nos movemos ni un metro.

Los atardeceres con vos en la bici, las tardes de río, o cuando nos llegábamos a la base de la montaña para escalarla, o los amaneceres en el mar.

Ruedan los momentos, rueda tu vida

Tal vez me voy rodando hoy en ese día que me dejé  llevar por la inercia, en el manto violeta de los jacarandá en flor, con mis brazos extendidos como queriendo acariciarlos,  y la lluvia violeta caía sobre mis rizos rojizos.


Bicicletas del corazón, las  sigo pedaleando y haciendo camino al andar.













&

domingo, 14 de noviembre de 2010

Paz

La  avioneta comenzó a carretear, remolcándonos a nosotros a su  ritmo, no tenía miedo, tan solo un poco de ansiedad.

Era un planeador doble comando que está diseñado  para los que recién se inician con fines educativos.

Mi instructor y yo estábamos en silencio, casi sin movernos en el pequeño recinto.

La primera etapa  fue ajetreada, hasta que la avioneta tomara la altitud correcta, mucho ruido, parecía un mosquito gigante retumbando en nuestras cabezas.

Había que esperar hasta alcanzar una masa de aire caliente ascendente, denominado en la jerga “térmica”, que son masas de aire que se producen por el calentamiento diferencial del suelo por el sol y que se elevan a la atmósfera.


Una vez en la térmica, giraríamos sobre ellas varias horas.

Y llegó el momento,  se escuchó como el gancho se desprendía, y  como se soltó el cable que unía a la aeronave sin motor de la avioneta tal y como se corta un cordón umbilical.

Ahora estábamos en libertad, solos.

De repente………

Fue una sensación de infinita paz que invadió todo mi cuerpo , el silencio, estremecedor ,  la luminosidad de cielo,  pude ver la vida desde otro ángulo, desconectada  de todo ruido….sentí que Dios me tocó en mi cien , sentí la paz absoluta, la tranquilidad interior, ya mi cuerpo no pesaba, se dejaba llevar como una pluma dentro del planeador.

Allí pasamos horas, girando en las térmicas, callados, tan solo disfrutando del esplendor que es volar sobre tu propia vida.

En Paz





&

Vodka rojo

Estaba en la barra, cuando me empujaste desesperado por llegar a pedir algo para tomar, en tu maniobra, mi trago me mojó la ropa,   en lugar de reputearte te miré fijo y  después de unos minutos te sonreí.

-No entendías nada, lo sé, y sé que en esa milésima de segundo pensaste que hace esta mina mirándome así.

Pero justo antes de que puedas expresar algo apareció la  rubia, que inmediatamente  marcó territorio, con un “amor”  pasa algo?  

Te miré otra vez pero ahora  con la mirada de  – sos un pelotudo-  y  me perdí entre la gente buscando a mis amigos.

Vos duro, inmóvil, como en shock,   y con la rubia taladrándote los oídos con su voz de pito.
Di un par de vueltas, y comprendí que mis amigos ya habían armado programas,  así que me fui afuera, finalmente hacía  calor, y yo quería un poco  de aire.

El lugar tenía una pileta con luces celestes, y una cascada, se escuchaba la música de las pistas, pero de lejos, increíblemente ese era un lugar con mucha calma, no había mucha gente, solo un par de parejas manoseándose  en los rincones, yo  me senté  a las orillas mirando el agua, y a terminar lo que quedaba del vodka rojo.

Sinceramente, no te escuché llegar,  yo tenía un vestido negro, que dejaban mis hombros y parte de mi espalda  al descubierto, te pusiste de cuclillas, me rozaste con la botella fría de cerveza  y me susurraste en el oído…..sola?
Sentí un frío recorrer mi espalda, no me diste tiempo a reaccionar,  ahora la que no entendía nada era yo, que te miraba con cara de poker, pero con el corazón a mil.

Intenté forrearte……

Y te dije  - “  que pregunta más pelotuda que haces, si estoy sola o me ves con alguien?”

Pero no te intimidó, te diste cuenta que las tenía todas perdidas, porque nunca me imaginé que me buscarías ahí, ya no importó la rubia, ni mis amigos, ni las parejitas que estaban al lado.

Agarraste el vodka rojo, dejaste el vaso en la orilla, y nos besamos alocadamente con ganas, las ganas que vimos en la barra del boliche.


-          Y vos, Como te llamas?



&

sábado, 13 de noviembre de 2010

De lejos

Si creo que no tomé la decisión correcta al escribirte esos poemas,

Si bien te los regalé con el corazón, me dejé llevar por un impulso,

Que pasaba por mi pulso,

Y  aunque no te lo diga abiertamente,

Me dio pena perderte,

Y solo se que tendre que mirarte

De lejos para siempre.



&

ventanas

San pablo nos abrió una ventana,

En una silla de  mañana ,

Tal vez cocinando,

En un baño de un café.

O  al despertar,

Las ventanas me dejaron  un lugar,

Abrazada  en  tu cama,

No te importó ser  Salvaje

Y así Llenaste la bañera de dulce de leche

Y  te fuiste conmigo entre sonidos




&





Mi álbum de estampillas

De pequeña  coleccionaba sellos postales, aunque también  monedas, pero sin animo de ofender a las redondas, me quedo con las estampillas.

Con el paso del tiempo la filatelia se convirtió en un arte para mi, guiada por mi abuelo en los primeros momentos, y luego sola,  pero conservando algunos  detalles que él me había contado a la hora de conservar ese trozo pequeño de papel.

Esperaba con ansias la llegada de alguna carta, ya que en ella vendría para mí un pequeño regalo, también recolectaba por el   pueblo, en vecinos, gente desconocida, no me importaba, tal y que me dieran el tesoro añorado, sobre todo  si recibían cartas de sus parientes lejanos.

Mi abuelo me regaló un interesante álbum, parecía un libro antiguo, de tapas duras, y por dentro un sistema interesante para  su  protección, de esta manera podía organizarlas por fecha, por temática, por país.

En algunas hojas solo tenía un sello, como una de Japón, y en otras principalmente de mi país casi no me alcanzaban las hojas y tenía muchas repetidas.

Esta disciplina, me llevó a otras como la lectura, ya que trataba de entender  que vinculación tenía la información  impresa, con lo que estaba sucediendo en ese país o en el mundo en ese momento, así que también visitaba bastante la biblioteca, ya que no existía  “san google” por aquel tiempo.

Los años pasaron, las costumbres cambiaron, prácticamente no enviamos cartas, recibimos los informes de las tarjetas, o las facturas a pagar, y los sellos se fueron modificando por pequeñas bandas con códigos de barras que están en todos lados desde un caramelo hasta un yogur.

Al caso,  el coleccionismo,  fue ocupando menos tiempo en mi vida, que se fue llenando de otras actividades.
Varias mudanzas, el albúm terminó en el cuarto del fondo, con las cajas de archivo de tantas cosas que uno guarda, sin saber para que.

Una tarde ordenando el cuartucho, me doy con la noticia, de que el álbum había desaparecido,  haciendo una investigación exhaustiva por varios días, y uniendo cabos con otras cosas que faltaban en la casa, llegué a la conclusión que también me habían robado el pequeño tesoro.


Lloré, si lloré mucho, hasta casi quedarme sin lágrimas

y te preguntarás ¿ porque lloré por unos cuantos gramos de papel? habiendo tantas cosas por que llorar.


Principalmente sentí que  con el álbum se llevaron una parte de mi.

 Además ¿ cuanto les darían por él ? ¿ unos pocos centavos?

¿Cómo podrían saber el valor que tenia para mi, esos montoncitos de  pequeño  papel troquelado?

y a pesar de no tener mas el álbum sigo pedaleando  como dijo Einstein


 La vida es como la bicicleta, hay que pedalear hacia adelante para no perder el equilibrio”. 






&


viernes, 12 de noviembre de 2010

40 minutos

Nora , cantando su Don’t  know why  mientras llego al semáforo en rojo, 
Y sentí la fuerza de tu mirada,  te miré de reojo, a través de los vidrios polarizados.

y si…………. me estabas mirando , ¿desde hacía cuanto tiempo?.

Poner primera, arrancar, nuestros autos a la par, próximo semáforo, Norita cantando come away with me , ya se que me mirás, ya sabes que te miro…

y si….se encontraron nuestras miradas, a través de los cristales.

Cuánto dura un semáforo? Me inquieto nunca me parecieron tan largos, solo quisiera poner la primera y hundirle mi pie al acelerador, pero no cambia, y vos mirándome, me pone nerviosa.

Hacemos unos metros, yo me adelanto, pero te busco en el espejo retrovisor, y ahí están tus ojos.

Próxima parada, “ La jones” deleitándome con el  Turn me on , y vos que estacionas justo , justo al lado, bajas el vidrio, yo nada….pero aprovecho a mirarte.

y si……….se encontraron nuestras miradas otra vez, y ya no pude, tuve que sonreír, y vos también.

Verde

Nos atrapa el puente, un embotellamiento,  cuanto pasó desde el primer semáforo pienso ¿40 minutos? Si tal vez, 40 minutos que llevas acompañándome.

y si……….se encontraron nuestras miradas una vez más, bajas el vidrio, me haces una seña para que baje el mío.

-Me decís sonriendo, ¿  Vamos?
- ¿A donde? Respondo riéndome nerviosa y esbozando algo que intenta ser una respuesta


  
-A conocernos, ¿ me seguís?
-Si te sigo







&




Agua


En forma de nubes, en las cuales jugábamos a  encontrar  formas en el cielo y cazarlas con nuestras  pupilas para siempre tirados en el pasto.

En gotas de rocío, casi acariciando las flores  silvestres que me regalabas por la mañana.

En el manantial de los Dioses, allí donde después de una larga  caminata  llegábamos cansados a refrescarnos.

En las cascadas, donde me enseñaste a sentir, mientras el agua nos recorría sobre nuestra piel.

En el  mar,  cuando lo navegábamos,  lo surfeábamos, nos sumergíamos, nos amábamos en sus orillas.

En la lluvia, que nos sorprendió por las calles de tu ciudad, mojando nuestras ropas, y nuestras almas.

En forma de nieve, que usamos para jugar , para maravillarnos en nuestras miradas.

En forma de río, donde  me besabas con pasión, al ritmo de su movimiento.

En el pequeño arroyo, de aguas cristalinas, que pasaba por el fondo de la casa y donde nos sentábamos a refrescar nuestros pies cansados.

En la fuerza de las cataratas,  donde me abrazaste con su fuerza el espíritu.

En la frescura de tus besos,  que me estremecieron para siempre el corazón.


El agua, si el agua eres tu hoy, mañana, siempre.



&


jueves, 11 de noviembre de 2010

Milagro

y estar acostada al lado de la fuente,  tirar la moneda y esperar a que ocurran los milagros.


esta noche creo en ellos





&

Sin vocablos

Flotar

Vibrar

Estremecer

Conmover

Inquietar

Temblar

Oscilar

Mecer

Emerger

Nacer

Palpitar


Ninguna describe lo que siento, inventaste  otra palabra en mi lenguaje que aun no tiene vocablos para describirla














&

Emociones

Emociones que no caben en palabras

Que te dejan  sin habla,

Emociones que detienen el tiempo

en  todo mi cuerpo,

Emociones que van por dentro y te dejan sin  aliento,

Emociones que unen dimensiones a un universo de sensaciones,

Emociones que no se sujetan a ningún  lenguaje solo al de entregarse,

Emociones que  se han fundido entre suspiros  entrelazando gemidos.





&

miércoles, 10 de noviembre de 2010

La silla



Un mensaje en tu correo de voz, “ te espero en  tal dirección, la puerta de entrada estará abierta, entrá, sigue  por el pasillo hasta que entras en  una sala, y esperame allí, toma asiento”


Tuviste un día agotador,  con unas reuniones interminables, estas cansado, agotado, es tarde, pero te puede la intriga, la duda, y mi voz invitándote.

Llegas al lugar citado,  seguiste al pie de la letra las instrucciones , tal y como decía el mensaje , 
Entras al cuarto ,  está vacío una simple silla antigua en el medio de la sala,

Estas desconcertado, yo te he citado en ese lugar pero no hay mas que una simple silla, en silencio, te ubicas en la silla, y esperas.

En ese momento,  una música oriental se apodera del lugar,  y  mis pies descalzos empiezan a dibujar formas alrededor de la silla, te miro, mientras empiezo a mover delicadamente mis manos , al ritmo de mi cadera, siempre mirándote a los ojos, provocándote…

-Shhhh…….no digas nada, solo mirame, y disfrutame, este baile es para vos, esta noche

Y a medida que doy vuelta a tu silla, en cada giro un velo menos, en cada movimiento de caderas, de vaivén, de arqueo de mi espalda, del movimiento de mis cabellos, en cada contorneo delicado alrededor  te empieza a hervir la sangre, se despiertan tus sentidos

Te entregas al instinto animal, invitado por las hormonas que voy destilando en cada vuelta, y así entre velos te voy envolviendo en un viaje al deseo incontrolable

Te sacas toda la ropa, y quedas desnudo en esa silla, totalmente excitado, con ojos inyectados, y siguiéndome en cada movimiento, sin casi pestañar,  esperando que se caiga el último de los velos y me deje totalmente desnuda.

Y en ese momento, en que aun la tela aun no abraza el suelo, liberamos nuestros cuerpos y los dejamos a ellos expresarse, unirse, sincronizarse, arriba de esa silla  generando otra música, la música del placer.



&