sábado, 14 de marzo de 2015

Sobredosis de Ficción



La magia de los titiriteros es que uno se concentra en los personajes y jamás se pone a mirar quien los maneja.


Porque en el fondo nos gusta cegarnos de ficción



&

No hay comentarios:

Publicar un comentario