viernes, 6 de mayo de 2011

Merecidos encuentros orgásmicos

El piso transmite las vibraciones

De un viernes lujurioso

La cama derrama  

Las fantasías tejidas

En la almohada

Durante  nuestras horas solitarias

El deseo se vuelca en las bocas

De donde nos  bebemos

Para embriagarnos en placer

Se despierta el  instinto

Alocado de nuestros

Cuerpos

Y el tiempo es efímero

Ya los minutos se aceleran

Contorneando el deseo

De cualquier manera

Los cuerpos  toman

Velocidad y temperatura

Por el  roce junto con el goce

Y un último gemido contenido

Marca el  fin de nuestro

Encuentro  merecido







&



No hay comentarios:

Publicar un comentario