martes, 17 de mayo de 2011

Te abro la puerta

Engancho mis pies de tus pensamientos
Y me dejo caer con los ojos cerrados
Siguiendo una trayectoria pendular.

Con mis brazos extendidos
Rozando la calentura de tus palabras  
Que  abren las puertas de mi deseo.

Se   derraman  mis fantasías retenidas
En las membranas de mis células
Y me encienden  de pies a cabeza.

Me entrego en el dulce delirio
De tu voz
Que me gatilla el centro del placer.

Y  esas  ilusiones espejadas
Fragmentan la memoria
Y se graban en el recuerdo.

En la tenue mirada de la intimidad
Dos mentes  que se enlazan
Entre gemidos.

Y el éxtasis de los cuerpos
Se derrama entre las sábanas
Como un lienzo de mañana.

Un día efímero que perdurará
Por siempre en la memoria
Como el aroma de una flor.






&

1 comentario:

  1. sabias que los pendulos giran ...
    formando espirales?
    multiples dimensiones que tienen en comun una herejia?
    en esa herejia soy.
    ahi espero encontrarte para mi.

    ResponderEliminar