jueves, 4 de noviembre de 2010

La cena está servida


Estoy preparando la cena,  me avisas que estás un poco retrasado, te digo que no te hagas problemas la cena aun no esta lista.

Esta noche  solo quiero mimarte, acomodé todo con delicadeza sobre la mesa del comedor, el mantel, los platos, la cubertería, puse unas  velas, unas copas,  tu  vino preferido,  música suave.

Estoy cocinando para vos hace horas, pero quiero recibirte de una forma especial,
Pensando en como sorprenderte se me ocurre desnudarme y quedarme solo con el delantal de cocina que llevo puesto y sigo cocinando .

Descorcho el vino, lo dejo airear en la copa, y te escucho llegar.
Minutos de ansiedad, de ver tu reacción, ¿que pensarás de verme así? ¿que efecto causará en vos?
Tu mirada y tu boca abierta, me dijeron que había acertado en el atuendo, te di la copa de vino, y te mojé  los labios con mi beso.
Y empezaste a tocarme, a abrazarme, a besarme y  te pusiste loco, como un semental,  que me arrinconó contra la mesa de la cocina, te tomaste los minutos para apagar el fuego de la cocina, pero encendiste otro, encendiste mi fuego interno.
Me hiciste inclinar y apoyar contra la mesa, y empezaste a recorrerme con tu lengua, yo debía sostenerme contra la madera porque no aguantaba semejante sensación en mi cuerpo,
Y la cocina se llenó de gemidos.
Me penetraste con ganas, siempre en la misma posición, así yo contra la mesa, y vos buscando los  límites del placer.
Y explotaste en mí   con un gemido casi desgarrador y yo acabé en vos,  con vos adentro sintiéndote  en esa cocina, sobre esa mesa cómplice de nuestros deseos
-       Querido la cena está servida














&


1 comentario: