sábado, 27 de noviembre de 2010

Dos bocinazos

Dos bocinazos,  me estas esperando en la puerta de casa, salgo rápido sé que no te gusta esperar.

Me gusta tu sonrisa cuando me subo a tu auto, cuando me das ese beso con ganas, y esa mirada de cariño inigualable.

-A donde vamos nenita?

-A dar vueltas, pasear

El detalle de tu mano sobre mi pierna, acariciándola, siempre la buscas  apenas me siento a tu lado, y más si voy  de mini.

De repente el hermoso sol que había, y el cielo celeste, se cubrió y oscureció todo…típica tormenta de verano.

En la ruta empezó a llover, al principio no nos preocupábamos,    pero ya no podías ver nada, el limpiaparabrisas no alcanzaba a sacar toda el agua, y  sinceramente, parecía que el cielo se caía sobre nosotros, decidiste estacionar debajo de un puente.

-Ahora queda esperar a que pare un poco “Peque”.

Y ya entre truenos y relámpagos, bajaste el asiento, y me llevaste al tuyo.

Abrazados, podía escuchar tu corazón, dándonos unos besos increíblemente apasionados, mis hormonas adolescentes alteradas, entre tus caricias, y besos….me encendiste, te encendiste, nos encendimos.

No se cómo,  nuestros cuerpos se unieron, porque no me di cuenta cuando corriste mi ropa interior, o bajaste tu pantalón, estábamos allí unidos con los  vidrios empañados.

y  nos perdimos en  gotas de amor cristalizado

Me hiciste tuya, una vez más  amándome bajo la lluvia .




&

No hay comentarios:

Publicar un comentario